• Home
  • Blog
  • Invertir en viveros: Un negocio en flor

Invertir en viveros: Un negocio en flor

Valora este artículo
(0 votos)

Es una actividad que requiere de producción intensiva, mucha mano de obra y poca superficie.

Y aunque parece que regalar flores es cosa del pasado, todavía sigue vigente. Además, surgieron nuevos y variados nichos que engordan la demanda ¿Cuáles son los pasos y el capital necesario para ser alcanzar la rentabilidad?

Regalar un ramo de flores o una planta para una inauguración parece que, para algunos, está “fuera de moda”. Sin embargo, es una opción siempre vigente, y la aparición de nuevos nichos de mercado garantiza que seguirá activa su comercialización, siempre con picos de venta muy marcados.

Las flores, en el fondo, siempre estarán ahí.

De esta forma, mientras bajaron las ventas de algunas especies, algunas siguen siendo las más representativas para el Día de los Enamorados o de la Madre.

En este sentido, para quien quiera incursionar en este rubro, debe tener en cuenta, como primera cosa, los siguientes puntos: capital necesario para invertir; cuáles son los productos más demandados; qué infraestructura se debe tener; y cuál es la verdadera demanda.

El negocio mayorista

El vivero es mucho más que un punto de ventas para el consumidor final, y el primer eslabón empieza un paso antes, cuando un productor piensa en qué productos especializarse y a quiénes estarán destinados.

En este sentido, las opciones más comunes son plantas en maceta, flores de corte o ramos florales.

Las de maceta son las plantas de estación, como Alegría del Hogar, Pensamiento, Petunia o Violeta de los Alpes.

Con excepción de las violetas, el resto de las especies en un período de tres a cuatro meses ya están listas para la venta. Esto se convierte en el primer beneficio del negocio: el rápido retorno de la inversión.

La planta floral es otra de las opciones, con variedades como Estrella Federal, Rosa o la Begonia de la Paz. Este tipo de productos lleva más tiempo que las de maceta –aunque no llega al medio año- y también requieren de un mayor manejo técnico.

Por último, la planta de interior decorativa de hoja, que se produce en maceta aunque luego puede usarse en diferentes superficies, como el caso de los helechos. Estos productos son los que llevan más tiempo para poder comercializarlos, ya que requieren de seis meses de espera.

El segundo punto a tener en cuenta es quiénes serán los destinatarios de los productos. Éstos pueden ser el mercado mayorista, centros de distribución (donde se concentra el negocio de varios productores), minoristas, paisajistas, especialistas que hacen arreglos florales y otros, siendo el negocio más rentable para los mayoristas que para el consumidor final.

Capital y trabajo

Empezar de cero con la construcción de un vivero requiere tener en claro que se trata de un trabajo de producción intensiva, el cual puede desarrollarse a partir de una superficie promedio de dos hectáreas.

Lo ideal es hacerlo bajo invernadero para lograr un mejor control climático y una mayor producción durante todos los meses del año.

El espacio óptimo para ser rentable es de dos hectáreas. En promedio, cuando se trata de producción de maceta, se necesita una hectárea de invernáculo, y en zonas como Mendoza, Córdoba o el NOA puede hacerse en media hectárea cubierta de invernáculo.

Fuente:

Inversor Global

Ver nuestro sistema de franquicias:

Inversor Global

Artículos relacionados (por etiqueta)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Comentarios

Sobre Viveros Guardia

de Familia Guardia

Sebastian Guardia

Sebastian Guardia

CEO Viveros Guardia

San Pedro

Buenos Aires

Copyright 2011/2015 by VissionFlash - Todos los derechos reservados por Viveros guardia
de Sebastian Guardia

Visitanos!